Top 5 Zonas Corporales con Más Lesiones en Crossfit®

Cuando hablamos de Crossfit® muchas personas inmediatamente piensan en dolor pero esto no debe ser así, cuando llevamos una dieta equilibrada, conocemos nuestro cuerpo y planteamos objetivos de entrenamiento claros es posible mantenernos alejados de tendinitis, esguinces, contracturas y las temibles rupturas de ligamentos.

En cualquier deporte existen riesgos involucrados y el Crossfit® no es la excepción, incluso aquellas personas que no forman parte de competencias están expuestos a estos problemas, pero al comprender que los atletas perfectos no existen se abre una ventana consciente a nivel corporal y mental que reduce exponencialmente alteraciones físicas o neurológicas en el peor de los casos.

Si bien existen ejemplos tras ejemplos de lesiones atléticas tú no tienes que ser la próxima víctima, antes que nada, debes conocer a fondo cuales son los posibles riesgos asociados para tomar medidas preventivas, a continuación, conocerás las 5 zonas corporales con más lesiones en el mundo del Crossfit® para que tengas una visión clara:

 

Espalda baja

Esto no debería sorprenderte ya que la mayoría de crossfitters levantan pesas descomunales una y otra vez, si a esto le agregamos una mala técnica, higiene postural deficiente y músculos abdominales débiles tendremos el coctel perfecto para inducir contracturas musculares en la espalda baja, dolor localizado, ciática acompañada de sensación de corriente en la piernas y en el peor de los casos hernias discales.

A nivel mundial el 60% de las consultas fisioterapéuticas tiene su origen en problemas lumbares incluyendo atletas, amas de casa o estudiantes, esto sucede porque al sentarte mal durante el día, adoptar posturas viciosas y levantar pesos así sean pequeños de forma incorrecta lesiona esta zona, ahora ¿Imaginas el daño que te haces al levantar 80 kilos irresponsablemente?

Es vital realizar una preparación antes de siquiera pensar en levantar peso, de esta forma tendrás una base para que el cuerpo responda correctamente alineando cada segmento corporal en cadena protegiendo articulaciones, tejidos, músculos y órganos vitales.

Al controlar el CORE también conocido como núcleo el peso se distribuye de forma adecuada y no recae únicamente sobre la columna lumbar, además cuando realizamos patrones de movimientos naturales que no fuerzan las articulaciones intervertebrales, músculos espinales y reactivos como el cuadrado lumbar estamos protegiendo las estructuras y sus funciones al mismo tiempo.

 

Rodillas

Esta es una de las articulaciones más grandes de nuestro cuerpo y por eso somos altamente dependientes de su funcionalidad, es importante saber que se componen de huesos, ligamentos, tendones, cartílago, músculos, arterias, venas y la lista sigue, un dato curioso es que pueden soportar hasta 8 veces nuestro peso corporal conservando su integridad (dependiendo de condiciones existentes).

Ahora seguramente te estas preguntando si las rodillas son tan importantes ¿Por qué se lesionan tan fácilmente? En primer lugar, debemos entender que no se pueden aislar las rodillas ya que están intrincadamente conectada a la pelvis, caderas, piernas, tobillos y pies, literalmente es una potencia que proporciona apoyo a todo el cuerpo.

En muchos casos las lesiones de rodilla son simplemente manifestaciones de otras áreas débiles que traspasan el peso a esta zona, por eso la mejor opción es acudir con un profesional que nos indique en qué debemos enfocarnos para equilibrar nuestro cuerpo evitando compensaciones.

 

Muñecas

Las muñecas son un área del cuerpo que a menudo pasamos por alto al hablar de lesiones, pero realmente su movilidad y fuerza es vital durante cientos de actividades como el levantamiento de pesas, uso de bandas de resistencia, cuerdas para saltar y sistemas de entrenamiento en suspensión entre otros.

Cuando la articulación de la muñeca tiene movilidad restringida y poca flexibilidad aumenta considerablemente el índice de lesiones, si escribes la frase "anatomía de la muñeca" en Google, te sorprenderás ya que es un red intrincada de tendones, ligamentos y huesos que trabajan a niveles increíbles de flexibilidad para apoyar las actividades diarias como abrir un frasco o escribir en la laptop.

Para los atletas de CrossFit® es vital hacer una plan de fortalecimiento, flexibilidad, control motor y propiocepción previos a las competencias para preparar todas las articulaciones frente movimientos repetitivos y de alto impacto.

 

Hombros

Las lesiones de hombros son una de las más comunes entre crossfitteros y por lo tanto esta articulación en particular merece tiempo y atención para saber cómo funciona, lo primero que debemos saber es que está compuesta por dos huesos: el humero (convexo) y la escápula también conocida como omóplato (cóncavo).

Podríamos decir que esta suevamente estabilizada por un grueso cartílago que protege ambos huesos durante sus movimientos, al ser una articulación superficial es importante protegerla y fortalecer sus músculos circundantes que actuarán como estabilizadores ante cualquier fuerza externa.

El omóplato es el hogar de cuatro músculos pequeños que se fusionan y forman lo que se conoce como el manguito rotador, si tuvieras que mirarlo directamente verías un pequeño y pulcro conjunto de tendones que proporcionan apoyo y fuerza a tus hombros.

Un hombro sano no solo es fuerte, sino también tiene rangos articulares completos en todas las direcciones incluyendo flexión, extensión, abducción, aducción, rotación interna y externa, cuando encontramos el punto medio entre fuerza muscular y flexibilidad es posible proteger la articulación de forma eficiente.

No es raro ver atletas caminando por el gimnasio girando un hombro vigorosamente y masajeando los músculos con la otra mano, a menudo comienza como una debilidad, fatiga o pellizco que inicia al realizar elevaciones aéreas o una gran cantidad de pull-ups.

Las lesiones en el hombro no deben tomarse a la ligera ya que son capaces de crear dependencia en cualquiera, en muchos casos los equipos deportivos que utilizamos influyen directamente en nuestro rendimiento y la aparición de lesiones por eso debemos elegirlos cuidadosamente.

 

Codos

A lo mejor nunca has escuchado sobre la epicondilitis (codo de tenista) o epitrocleitis (codo de golfista), en el primero se inflaman los músculos extensores de la muñeca en su inserción mientras que en el último el tendón conjunto de los flexores de muñeca también se inflama en el codo, ambos se originan por la ejecución de movimientos repetitivos en posiciones inadecuadas de las muñecas.

Lo complicado de estas lesiones es que irradian dolor al bíceps braquial, muñeca e incluso dedos sobretodo meñique y anular dificultado la realización de actividades tan básicas como levantar una silla.

Además los codos están estratégicamente situados para que el levantamiento sea casi imposible de hacer sin un rango completo de movimiento (indoloro), si tomamos en cuenta que existen más de 20 músculos que convergen en el codo sabremos sin alguna duda que es una articulación importante, de transición que proporciona movimiento precisos y de anclaje.

Si bien todas estas lesiones se pueden prevenir no hay un plan de formación 100% infalible que garantice tu salud y seguridad, solo debes tener precaución, activar tu sentido común y consultar siempre con profesionales del movimiento corporal humano.

*CrossFit es una marca registrada de CrossFit, Inc.

 

 

 

 

Tienda Online: www.boldtribe.com

Email: info@boldtribe.com

Comunidad: Everyday Legends

Guardar

¡ÚNETE A OTRAS 14,789 LEYENDAS COMO TÚ!

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

¡ÚNETE A OTRAS 14,789 LEYENDAS COMO TÚ!

The Legend Blog

RSS
[powr-social-media-icons id=3777a535_1472176363]