📞6441082010 - ✉️info@boldtribe.com

Calambres Musculares ¿Qué son y cómo evitarlos?

Duelen, retrasan y niegan meses de duro entrenamiento a cientos de personas ¿Sabes de que estamos hablando? Pues si los famosos calambres musculares, un consejo común para combatirlos es mantenerse hidratado y consumir muchos electrolitos, pero probablemente esto no te ayudará del todo a evitarlos, pero hoy conocerás todos los secretos que se esconden detrás de ellos.

Calambres Musculares ¿Qué son y cómo evitarlos?

Seguramente has escuchado que cuando haces ejercicio y tu cuerpo suda liberas agua además de electrolitos como sodio, potasio, magnesio, calcio y cloruro que ayudan a conducir impulsos nerviosos por todo el cuerpo, básicamente estos permiten que diferentes grupos musculares se contraigan y cuando sus concentraciones disminuyen en el torrente sanguíneo los impulsos nerviosos viajan desordenadamente, por eso los músculos te dan una alerta diciendo ¡Hey es hora de un descanso!

El consejo más común para combatir los calambres musculares es consumir bebidas deportivas, tabletas de electrolitos y mucha agua durante y después de los entrenamientos, por desgracia no existen pruebas científicas que apoyen esta teoría a su cabalidad.

La pregunta del millón es ¿Cuál es la causa real? Existen cuatro razones que indican otros causantes aparte de la pérdida de electrolitos, te los dejamos a continuación:

 

1.- El sudor contiene mucha más agua que electrolitos.

Cuando te deshidratas los niveles de electrolitos en sangre realmente aumentan o permanecen casi iguales, solo las personas con patologías de base reducen drásticamente sus electrolitos al sudar.

 

2.- No existen diferencias notorias entre atletas que sufren de calambres y aquellos que no.

En algunos casos los atletas que tienen calambres tienen niveles de magnesio ligeramente más altos que el resto, además las investigaciones no han encontrado relación alguna entre los niveles de electrolitos en atletas y contracciones mantenidas.

 

3.- No todos los músculos sufren calambres.

Si la única causa fuera la pérdida de electrolitos entonces todos o la mayoría de los músculos experimentarían esa temida tensión, básicamente porque cuando las personas desarrollan una deficiencia real de electrolitos todos sus músculos sufren espasmos incontrolables.

Por otro lado, los atletas casi siempre tienen calambres en los músculos que utilizan más durante sus entrenamientos, por ejemplo en un estudio de maratonistas más del 95% de todos los calambres se produjeron en las piernas de sus participantes durante las carreras ¿Existirá alguna relación?

 

4.- Estirar, descansar y beber jugo de pepinillo no debe ayudar a detener los calambres, pero funciona.

Si los calambres musculares fueran causados ​​solo por deshidratación y pérdida de electrolitos, entonces no habría una buena razón por la que el estiramiento, descanso y jugos naturales ayudarán a disminuir las molestias.

La teoría más reciente y que tiene bases científicos es que los calambres musculares son causados por fatiga prematura, en pocas palabras a medida que el músculo se cansa el reflejo miotático cambia y en lugar de contraerse y relajarse como es debido desencadena una contracción mantenida en el tiempo que llega a ser dolorosa.

Por ende los músculos con mayor sobrecarga durante los entrenamientos (suelen ser aquellos que pasan por múltiples articulaciones) serán más propensos a sufrir calambres, incluso es más probable experimentarlos en competencias donde solemos llevar a nuestro cuerpo al límite.

En este punto, no hay evidencia directa que exponga el consumo de electrolitos adicionales como factor determinante para evitar los calambres musculares, pero la deshidratación si esta netamente vinculada con estas molestias, aunque no es la causa principal.

 

¿Cómo evitar los calambres musculares?

1.- ¡Escucha a tu cuerpo!

Estas terribles contracciones mantenidas solo nos están avisando que es hora de parar y tomar consciencia de lo que estamos haciendo, por eso es importante conocer nuestros límites a nivel físico y realizar adaptaciones en los programas de entrenamiento de forma progresiva.

 

2.-Descanso

Si tienes un calambre la mejor manera de deshacerse de él es descansar ya que este no dura más de 2 o 3 minutos como máximo, si intentas ignorarlos o aumentar la intensidad de entrenamiento solo conseguirás empeorarlo.

 

3.-Realizar estiramientos pasivos de inmediato

Existe evidencia científica que expone a los estiramientos pasivos como uno de los principales ayudantes para decirle rápidamente adiós a los calambres, solo debes tener presente que en este caso el estiramiento no es para mantener o ganar flexibilidad, la idea es distender las fibras musculares y mandar señales nerviosas especificas al cerebro diciéndole que está bien relajarse.

Si quieres hacerlo un poco más divertido apóyate en herramientas deportivas como las bandas de resistencia, balones de gimnasia y sistemas de entrenamiento en suspensión.

 

4.- ¡No olvides mantenerte hidratado!

Nuestro cuerpo está compuesto principalmente por agua y es uno de sus principales motores, independientemente del entrenamiento o deporte que practiques es necesaria para que todos los sistemas corporales trabajen en conjunto y rindan de forma adecuada, antes de salir de casa guarda una botella con agua o cómprala en el camino ya que esta será tu mejor compañera.

Ciertamente nada puede garantizar que nunca más sufrirás de calambres musculares, pero si llevas a cabo tu rutina de entrenamiento de forma inteligente cuidando todos los detalles podrás olvidarte de esos temidos dolores.

 

 

 

 

Tienda Online: www.boldtribe.com

Email: info@boldtribe.com

Comunidad: Everyday Legends

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

The Legend Blog

RSS

¡ÚNETE A OTRAS 14,789 LEYENDAS!

[powr-social-media-icons id=3777a535_1472176363]